La Fundación Ellen Riegner de Casas apoya a mujeres, hombres, niños, niñas y adolescentes con cáncer de escasos recursos, de todo el territorio nacional, atendidos en el Instituto nacional de Cancerología y en el Hospital Universitario La Samaritana. Su trabajo se fundamenta en el desarrollo de 3 estrategias: apoyo a pacientes y sobrevivientes con cáncer; apoyo a familias y cuidadores; fortalecimiento de las condiciones institucionales.

 

Desde su creación en 2003 ha beneficiado a 59.985 pacientes, de los cuales 8.988 han sido niños, niñas y adolescentes. El apoyo a éstos se centra en 5 grandes programas:

apoyo social y económico, transporte para la vida, apoyo a aulas hospitalarias y refuerzo escolar, humanización de espacios hospitalarios, y alivio del dolor y respeto del buen morir.